Patrimonio | Sitio Patrimonial de Viña del Mar

Palmar El Salto

El Palmar El Salto alberga la tercera población más numerosa del país de Palma chilena o Jubaea chilensis, siendo un Santuario de la Naturaleza que se extiende en una superficie de 328 hectáreas fragmentadas en 4 áreas.

  • Palmar El Salto
  • Palmar El Salto
  • Palmar El Salto
  • Palmar El Salto
  • Palmar El Salto

La figura de los Santuarios de la Naturaleza fue establecida en la legislación chilena en 1970 con la ley 17.288 de Monumentos Nacionales. Esta la consagra como los “sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o de ecología, o que posean formaciones naturales, cuya conservación sea de interés para la ciencia o para el Estado”.

El Palmar El Salto alberga la tercera población más numerosa del país de Palma chilena o Jubaea chilensis denominada así por Abate Molina, naturalista que por primera vez describe las especies endémicas de nuestro país en el siglo XVIII. 

Este santuario natural se extiende en una superficie de 328 hectáreas fragmentadas en 4 áreas: Rodelillo (Altos de Quinta Vergara) con 82 ha., Altos del Tranque (Forestal) con 26 ha., Quebrada Las Siete Hermanas con 54 ha. y Quebrada El Quiteño con 166 ha. 

En el Palmar han sido cuantificados 6.061 ejemplares adultos de acuerdo al censo realizado por Portal y Calderón el año 1995 y que sirvió como antecedente para que el lugar fuera declarado Santuario de la Naturaleza por el Ministerio de Educación el 4 de agosto de 1998. 

Las dos últimas quebradas, orientadas de sur a norte, con alturas que oscilan entre los 90 y 250 metros, pese a ser angostas y tener fuertes pendientes, cuentan con las mayores concentraciones de palmas.

Ambas presentan una red de drenaje, que confluye en un solo cauce permanente que desemboca en el estero Marga-Marga, aunque con una amplia variación estacional debido al régimen pluviométrico típico del clima mediterráneo, con precipitaciones que alcanzan los 400 mm/año, concentradas en los meses de invierno. Las temperaturas oscilan entre 6 - 18º C en invierno y 14 - 27º C en verano. Los suelos derivan directamente de la meteorización física y química de las rocas graníticas presentes en el área, lo que sumado a las fuertes pendientes origina un suelo con escasa materia orgánica, muy propenso a la erosión, de acuerdo a los autores mencionados. 

Actualmente, existe un creciente interés por valorar y conservar este Santuario de la Naturaleza, cuyo palmar se extiende desde las zonas más altas de las comunas de Valparaíso y Viña del Mar, específicamente en las quebradas de Las Zorras, Cabritería, Forestal Alto, Siete Hermanas y El Salto. En esta última quebrada se puede avistar en plenitud y con facilidad un gran número de ejemplares de Jubaea chilensis al transitar por la ruta Las Palmas una de las principales vías de ingreso a la ciudad de Viña del Mar.