Patrimonio | Sitio Patrimonial de Viña del Mar

Palacio Vergara

En el corazón de lo que alguna vez fueron los terrenos de la hacienda “Siete Hermanas” (que se extendía desde el cerro Barón en Valparaíso hasta El Salto) y aquellos de la hacienda “Viña de la Mar” (que abarcaba desde el Estero Marga Marga hasta Concón) se ubica el actual Palacio Vergara junto al parque conocido simplemente como Quinta Vergara.

  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara
  • Palacio Vergara

En estas tierras que adquirió el rico comerciante de origen portugués, Francisco Álvarez, vivió él con su esposa Dolores Pérez y sus hijos. Posteriormente, su única nieta, Mercedes Álvarez, heredó ambas haciendas y luego de contraer matrimonio con el ingeniero José Francisco Vergara Echevers en 1859, edificaron su mansión donde en un principio se ubicó la casa original de sus abuelos.

El segundo palacete de la Quinta Vergara, construido en la década de 1870, tenía características que lo destacaban entre las propiedades de la época, debido a que era muy alto y de adobe. Sin embargo, los embates de la naturaleza traerían consecuencias irreversibles sobre la segunda morada de los Vergara Álvarez, ya que un fuerte terremoto ocurrido en 1906 la redujo a escombros.

La tercera edificación, que se erigió sobre los cimientos de las dos casas anteriores de la familia, corresponde al Palacio Vergara como lo conocemos hoy. Blanca Vergara de Errázuriz (hija de Francisco Vergara Echevers) encargó su diseño a los arquitectos Ettore Petri y Alejandro Petri Santini, terminándose de construir en 1910 tras lo cual se convirtió en epicentro de bullantes reuniones políticas, sociales y musicales de la época.

El estilo del Palacio es predominantemente neogótico veneciano, lo que se refleja en los arcos y balaustradas de la fachada y en los salones interiores decorados en ricas molduras de yeso y cubiertos con brocatos dorados y tapices bordados con oro y seda. Gran parte del mobiliario fue adquirido en Europa, en estilos Rococó, Luís XVI e Imperio.

El jardín también fue remodelado con ayuda de paisajistas franceses, quienes incorporaron estatuas, bustos y piletas y diseñaron senderos para recorrer el parque y los faldeos de sus cerros.

El Palacio y el enorme parque que lo rodea es el conjunto de mayor valor patrimonial de Viña del Mar, bajo estos añosos y frondosos árboles imaginó y proyectó la ciudad Francisco Vergara.

El actual parque es testimonio del permanente trabajo de tres generaciones amantes de las plantas, especial afición que comenzaran Dolores Pérez y su hijo Salvador, que dio origen a un verdadero jardín botánico de una belleza insospechada, no sólo por la rareza de las especies, sino porque aquí se combinan, como en ningún otro lugar del mundo, árboles de las regiones frías de América, Asia y Europa, y otras tropicales.

El año 1941 la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar, adquirió la Quinta y Palacio Vergara, más parte del mobiliario y colección de pinturas europeas, pasando el parque a ser de uso público y el edificio destinado a Museo y Escuela de Bellas Artes. El 9 de mayo del 2000 el Concejo Municipal de Viña del Mar lo declaró Edificación Histórica.

El Museo conserva y exhibe cerca de 60 óleos de la escuela veneciana del siglo XVI, la española e italiana del siglo XVII y pinturas impresionistas del español Joaquín Sorolla.

En tanto, la colección de pintura chilena se ha ido formando mediante compras, por valiosas donaciones de connotados vecinos de la ciudad y por adquisición de concursos locales.

El Palacio Vergara y Parque Quinta Vergara fueron declarados Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico el 31 de julio de 2008.

El terremoto del 27 de febrero de 2010 afectó seriamente el edificio y permanece cerrado a los visitantes mientras la Municipalidad realiza todas las gestiones necesarias para su recuperación final, encontrándose ya en etapa de reconstrucción.

Dirección: Errázuriz 563 y 596, interior Parque Quinta Vergara.