Patrimonio | Sitio Patrimonial de Viña del Mar

Palacio Presidencial

En 1929 Graciela Letelier Velasco sugirió a su esposo, el presidente Carlos Ibáñez del Campo, solicitar del fisco los terrenos pertenecientes al Fuerte Callao, ubicado en la puntilla del Cerro Castillo desde el período de la guerra con España alrededor de 1866, con el fin de erigir allí la vivienda de veraneo de los Jefes de Estado, idea que fue bien acogida por el Almirante Frodden, a cargo de ese entonces de dichas gestiones, comenzando su edificación ese mismo año y entregándose en un tiempo récord, en enero de 1930.

  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial
  • Palacio Presidencial

De la construcción original del fortín se mantuvieron los cañones que adornan los jardines y se removieron los grandes muros de albañilería, dos polvorines y una casamata, que era el lugar de permanencia de los soldados.

Así surge este Palacio de estilo neo-colonial, diseñado por los arquitectos Luís Browne y Manuel Valenzuela y proyectado por el ingeniero Carlos Barroilhet, con estructura y cimientos de hormigón armado y cubierta de teja, además de detalles de varias épocas de la arquitectura española y mexicana que incorpora patios exteriores e interiores y elementos como la madera, forjados en fierro, arquerías, chimeneas sobresalientes y el uso de molduras decorativas en hormigón y yeso.

El aporte de estos arquitectos trascendió incluso a la heráldica plasmando en su frontis los escudos de Chile, Valparaíso y Viña del Mar y debido a que éste último no existía en ese entonces, fue adoptado como oficial hasta nuestros días.

Con una inversión cercana a los tres millones de pesos de la época, se construyó este palacio que cuenta con 2.260 metros cuadrados de superficie, tres pisos y un subterráneo con varios ambientes destinados a encuentros de trabajo y reuniones ministeriales y diplomáticas.

En la planta inferior están los salones, un comedor, tres terrazas escalonadas en la ladera del cerro, la cocina y servicios. En el ala izquierda se ubica el gabinete del Presidente, que entre otros muebles cuenta con un fino escritorio de trabajo de madera nativa con cubierta de cuero negro que hace juego con el imponente sillón presidencial, posee además una biblioteca, mesas de arrimo de diferentes modelos, una mesa de centro con cubierta de cristal y base de piedra ónix y, al igual que el comedor, los muros están revestidos de una fina madera.

En el segundo nivel se encuentran los dormitorios del Jefe de Estado y sus visitas, sumando ocho habitaciones en total, la pieza principal cuenta con un sofá inglés y una mesa Butler.

El último piso, distribuido en dos torres, alberga la biblioteca, una sala de radio, un despacho y un observatorio. Actualmente, existe un ascensor interior que conecta las dependencias entre el subterráneo y los niveles superiores.

El Palacio Presidencial en mayo del 2000 fue declarado Edificación de Interés Histórica y/o Arquitectónica y cinco años más tarde, el 26 de mayo de 2005 Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico.

Dirección: Callao 398.