Patrimonio | Sitio Patrimonial de Viña del Mar

Parroquia Nuestra Virgen Del Carmen

Erigida en la avenida Libertad en la primera mitad del siglo XX, hace más de dos años que la vemos con un renovado aspecto. Este había sido modificado, ciertamente, por el motivo más común de nuestro país: el terremoto de marzo del 1985.

  • Parroquia Nuestra Virgen Del Carmen
  • Parroquia Nuestra Virgen Del Carmen
  • Parroquia Nuestra Virgen Del Carmen
  • Parroquia Nuestra Virgen Del Carmen
  • Parroquia Nuestra Virgen Del Carmen

Su inauguración original se realizó el 12 de diciembre de 1926, como la tercera iglesia que era levantada por la orden religiosa. La primera había sido destruida por un terremoto y la segunda resultó demasiado reducida para la creciente población Vergara. De modo que la congregación determinó levantar una tercera parroquia, pero de mayores dimensiones que las anteriores. La ceremonia fue de gran importancia para la ciudad y concurrieron destacados invitados, así lo señalaban los periódicos de la época: “El Ilmo. Señor Obispo, diocesano, lo bendecirá con asistencia del Excmo. señor Ministro de España en Chile, de las autoridades eclesiásticas, civiles y militares…”

Señalan las crónicas que hasta antes de su inauguración aún se cuidaban los últimos detalles de su infraestructura. Las terminaciones interiores de la obra estaban bajo la supervisión del “hermano Rufo”, quien dirigió a los mejores constructores. 

El autor de los planos del templo fue un arquitecto santiaguino de apellido Castañeda, quien dejó la tutela de la obra al Hermano Rufo, “el único que ha tenido la responsabilidad de todos los trabajos…”. La construcción es de estilo gótico, compuesta por tres naves, una principal y dos menores, un crucero y el altar menor. La nave central está rodeada por diez columnas y, en la parte superior, están circunvaladas por diez ventanales cubiertos con vitrales con motivos religiosos. La cúpula central está formada por ocho ventanales, también con vitrales, los que representan, alternadamente, el escudo de Chile, el de España, el de la Santa Sede y el de la orden carmelitana. 

A cada lado del crucero y en la parte alta se encuentran dos rosetones con vitrales, los Corazones de Jesús y María. Completan esta parte cuatro grandes vitrales. El altar mayor fue construido en Santiago en estilo gótico, y fue diseñado por el mismo arquitecto Castañeda. El altar también posee dos ventanales cubiertos por vitrales. En la parte superior está el camarín de la Virgen del Carmelo, pintura al óleo del artista andaluz señor Luis I de Nimenza y representa un trono de nubes entre ángeles, en cuyo fondo destaca la virgen. 

En las paredes laterales destaca el “Vía Crucis”, cada uno de 2,70 metros de largo por 1,6 metros de ancho. Son tallados en madera, fueron hechos en Francia y constituyen una de las obras de más valor dentro del templo. El piso completo es de raulí, con los pasillos centrales de mosaico. Las bancas fueron construidas en los talleres de los Padres Salesianos de Valparaíso. Finalmente, las tres grandes puertas de acceso están construidas en bronce puro y fueron fabricadas en Santiago en los talleres de Carlos Mena. 

La parte externa de la iglesia se caracterizaba por su imponente torre de hormigón armado. Como consecuencia del terremoto de 1985, la parte superior de la torre quedó con daño estructural y debió ser demolida, manteniéndose la mitad inferior, situación que se mantuvo durante casi veinte años. A fines del año 2004, por iniciativa de la comunidad religiosa, se inició la reconstrucción de la torre, con una estructura liviana metálica con recubrimientos y ornamentos de estilo, restituyéndola a su estado original. 

  • Texto: Lorena Brassea P.
  • Prof. Historia y Geografía, Archivo Histórico Patrimonial I. Municipalidad de Viña del Mar.